10 claves seguras y fáciles para una comunicación efectiva4 minutos de lectura

10 claves seguras y fáciles para una comunicación efectiva

 

¿Cuántas veces te ha pasado que has intentado comunicar a una persona, o un grupo de personas, una idea o un planteamiento y te ha dado la impresión de que no escuchaban?
Bien haciendo una presentación en una reunión, bien en una entrevista con tu jefe, o en un proceso de selección, es esencial saber comunicar tus ideas o tus hechos más importantes de manera efectiva. Es el paso previo a conseguir aquello para lo que tanto te has preparado: ese proyecto, ese reconocimiento o ese puesto de trabajo. ¿Se puede hacer un presentación efectiva, interesante, educativa, comercial y entretenida?

Se puede. Ahí van 10 claves para que quien te escucha quede completamente pendiente de tu relato:

1. Estructura tu información en tres actos.

Lo que viene siendo el planteamiento, nudo y desenlace de toda la vida. El planteamiento equivale a la descripción del status quo, de donde partes. En el nudo puedes tratar en profundidad el tema que hayas trabajado, o en el caso de una entrevista de trabajo, las razones por la que eres perfecto/a para el puesto. Y por favor. Que tenga un final. Una conclusión, una reflexión o un mensaje personal, funcionarán bien.

2. Preséntate, pero no te vendas.

Dime como te llamas, dime donde trabajas y dame sólo la información necesaria para que yo entienda que sabes lo que llevas entre manos. No quiero saber de tu vida, ni que me cuentes todo tu currículum desde el colegio. Luego, si lo que has contado me parece interesante, no te preocupes, te haré preguntas y profundizaré en lo que creo que es más importante.

3. Crea un gancho al inicio.

Plantea una pregunta interesante, cuenta una anécdota divertida, o incluso utiliza una frase de un personaje reconocido que esté alineada con tu contenido. Algo que despierte el interés y que motive a quien te está escuchando a preguntarse, ¿y ahora qué?

 

Suscríbete a Interconexiona para ver todos los vídeos aquí

4. Comienza siempre de manera positiva.

Por ejemplo, si vas a plantear un problema a tu superior, adelanta que se puede solucionar. No empieces con el problema porque entonces ya me estás contando algo que me preocupa, me agobia o me angustia. Si empiezas en positivo, la gente estará mucho más dispuesta a escuchar.

5. El prota no eres tú, es tu interlocutor.

Si, estás hablando tú, pero tú, lo siento mucho, no eres el prota. El prota es el que te está escuchando, porque él es quien tiene el poder para conectar contigo y con tu mensaje. Así que hazle la pelota y déjale bien claro que ahora mismo no hay nada, pero nada, más importante para ti, que él.

6. Utiliza el poder del storytelling.

O lo que es lo mismo, sácale jugo a tus historias. Que las tienes. Cuenta algo que te haya pasado y que tengas en común con tu interlocutor, algo que pueda entender y con lo que pueda identificarse y empatizar.

7. Introduce un elemento de sorpresa.

Puede ser un slide que se sale del contenido general de la presentación, puede ser un dato especialmente relevante en tu Currículum, o un momento particularmente emocionante de tu trayectoria. Michael Margolis habla del momento árbol de Navidad, cuando de repente todo se ilumina. Pues eso. Y sí, se puede. Cúrratelo.

10 claves seguras y fáciles para una comunicación efectiva

8. Datos si, pero con medida.

Y esto de verdad, que sí te lo pido de rodillas. Los gráficos son muy interesantes, sé que son parte fundamental de tu trabajo y que te encantan. Pero si me pones 200, al final no me entero de nada. Ponme 5. Pero buenísimos. Y explícamelos, que no lo tenga que adivinar.

9. Lo bueno si breve, dos veces bueno.

Que me quede con ganas de más. Básicamente. Cuando tengas tu presentación hecha, revísala bien. Evita redundancias, información repetida, datos que no sean relevantes. Quédate con lo esencial.

10.Intenta acabar con un mensaje motivador que verse sobre el tema.

Algo que recoja un poco todo lo que has dicho y que me deje con muy buen rollo.
Puede ser una frase especial, puede ser un pensamiento tuyo. Algo emocional que me vaya directamente al corazón.

 

Si sigues todos estos consejos, te aseguro que acabas con ovación y vuelta al ruedo. Y lo mejor de todo. La gente te habrá escuchado y se habrá quedado con tu información. Y tu presentación efectiva habrá sido un éxito.

Si quieres saber más sobre los 3 actos te invitamos a ver otros programas de Sandra Sanjuan:

Sandra Sanjuan

Copywriter y especialista en marketing de contenidos. Escribo textos que seducen, persuaden y convencen. No recuerdo cuando empecé a escribir, para mí es tan natural como respirar e igual de indispensable :-). Investigo la ciencia y el arte de contar historias y ayudo a las empresas y a las personas a encontrar la suya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*