La coherencia cardiaca y la búsqueda de empleo5 minutos de lectura

En los últimos tiempos hemos oído hablar mucho de la coherencia cardiaca pero ¿qué es y cómo puede ayudarme?

El estado óptimo del cuerpo, cuando genera un mayor rendimiento, es la situación de coherencia cardíaca, donde el ritmo del corazón es más estable y regular, donde las emociones que nos embargan son positivas y generan armonía y calma. En esta situación nuestro cerebro trabaja con mayor claridad y nuestro cuerpo trabaja sin estrés.

¿Cómo puede ser que el corazón tenga ese dominio sobre el cerebro y el sistema nervioso?

El corazón tiene cerca de 40.000 neuronas, iguales que las de nuestro cerebro y se relacionan entre ellas, también, por impulsos eléctricos, osea que tenemos un pequeño sistema nervioso en el corazón. Este  tiene una conexión directa con la parte emocional de nuestro cerebro. Es por ello que a un mayor estado de armonía y calma, nuestro cerebro se sienta más relajado y nuestro cuerpo libre de estrés.

Como la ciencia nos ha mostrado, el estrés continuado provoca un funcionamiento ineficiente de todo nuestro organismo. El corazón dispone de un complejo circuito neuronal interrelacionado que influye en nuestras emociones, además de estimular la segregación de hormonas como la adrenalina o la oxitocina.

Hagamos una pequeña prueba:

¿Cómo os sentís ahora mismo? Supongo que estaréis en un estado de calma, leyendo tranquilamente este artículo. Todo está bien. Poneros la mano en el corazón, palpita rítmicamente. Bien. Pensad ahora en alguna situación desagradable, una pelea, una situación difícil ¿Qué sentís ahora? Enfado, nerviosismo ¿Cómo está vuestro corazón? Supongo que palpitando aceleradamente. Ahora respirad pausadamente. Inspirad despacio… expirad despacio. Dejad pasar los pensamientos, centraros en la respiración. Inspirad despacio… expirad despacio. Seguid el ritmo de la respiración… ¿Qué ha pasado ahora? Estáis más calmados. El controlar el ritmo cardíaco con la respiración ha propiciado que os calméis y podáis controlar las emociones.

Ésta es una técnica de control del estrés, observar y medir las respuestas cardíacas para calmar el sistema nervioso. Un corazón en calma, un corazón que late armónicamente, indica que “todo está bien”, por lo que envía al cerebro señales de calma y al sistema nervioso periférico autónomo le envía señales para que sintonice con sensaciones de bienestar y calma ¡qué conexión más sorprendente!

Como se puede observas las emociones negativas como el miedo, la rabia, la ira, provocan que nuestro corazón lata de forma rápida e irregular, mandando al cerebro y al sistema nervioso el mensaje de que “algo va mal”. El equilibrio se rompe y el caos se propaga por todo nuestro cuerpo. El corazón envía más información emocional al cerebro que a la inversa, pero no solo se queda en eso, también segrega hormonas que llevan al cuerpo a un estado de alerta. Cuando el corazón de desajusta, el cerebro emocional se desajusta.

Con las nuevas tecnologías se pueden percibir esas variaciones del ritmo cardíaco, eso se conoce como la coherencia o la incoherencia cardíaca. Si los latidos son regulares y armoniosos, si estamos tranquilos y relajados la imagen de ello se muestra como una onda armoniosa y regular, la “coherencia cardiaca”.

¿A qué nos ayuda a aprender a controlar el ritmo cardiaco?

Ya hemos comentado que las emociones negativas como la tristeza o la ira, y también la ansiedad o las preocupaciones diarias hacen que el corazón se altere, lata más rápidamente y provoque el caos en nuestro sistema nervioso y emocional. Por el contrario, las emociones positivas, tales como la gratitud, la ternura, el amor, calman el corazón y eso repercute en que el sistema nervioso y el cerebro entren en calma y todo funcione más eficientemente. Pensamos con más claridad, hablamos con mayor soltura, realizamos tareas manuales con mayor eficacia.

Ante la idea de iniciar la búsqueda de empleo, o realizar una entrevista de trabajo nuestro corazón se altera y nos invaden todo tipo de emociones negativas, miedos, dudas… entramos en caos y los nervios no nos dejan actuar tal como somos. En vez de esperar que todo sea perfecto para estar tranquilos, probemos tranquilizar el cuerpo para sentirnos mejor y mejorar la situación. Salir de este estado solo nos llevará unos minutos y nos ayudará a enfrentar el reto con mayor eficacia.

Uno de los métodos más eficaces para llegar a la coherencia cardiaca es la meditación…

Pero… si soy nuevo en eso… como voy a ponerme a meditar en la sala de espera de una empresa ¡que no cunda el pánico!

Aprovechemos las nuevas tecnologías. Descargaros alguna app, con poner coherencia cardíaca en el buscador de la aplicación os aparecen unas cuantas gratis. Cardiac Coherence (free) por ejemplo  pone la imagen de una bolita a la que se ha de seguir con la respiración. El hecho de mirar la bolita y respirar acompasadamente, tan solo un par de minutos, hace que el ritmo cardíaco se haga más lento y rítmico y el cuerpo se relaja como por arte de magia.

El realizar este ejercicio durante 5 minutos al día facilita el poder acceder a la coherencia cardíaca, a la relajación, de manera más fácil y rápida a medida que se practica, y esto ayuda a que en cualquier momento se pueda recuperar el bienestar con rapidez y eficacia.

Os propongo que lo probéis durante este mes y espero que nos expliquéis cómo os ha ido.

María Navarrete

És llicenciada en Belles Arts per la Universitat de Barcelona, Educadora Social, Màster en Educació Emocional i Benestar i Màster en Neuroeducació. Treballa d’animadora per a persones de 0 a 100 anys www.aicarai.com, com educadora social amb l’Associació de Recerca Cultural i Socioeducativa (ARCS) amb joves extutelats de 18 a 21 anys i com a formadora d’educació emocional, des de la mirada neuroeducativa i sempre des de la vessant més pràctica (gimnàs emocional) www.kolamemocional.com Es defineix com a “educadora-animadora sòcio-emocional” ja que tant com a formadora, educadora social o animadora, acompanya les persones ajudant-les a ser conscients del que senten i entrenant-les a regular les seves emocions per aconseguir, mica a mica, tenir millor percepció del seu propi benestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*