Emociones y sentimientos. ¿Son lo mismo?4 minutos de lectura

Emociones y sentimientos. ¿Son lo mismo?

Uno de los problemas que tenemos cuando queremos hablar de lo que sentimos tiene que ver con las palabras emoción y sentimiento. ¿Qué significa cada una?

Este esquema nos ayudará a clarificarlo.

Emociones y sentimientos. ¿Son lo mismo?
Figura extraída de: http://www.rafaelbisquerra.com/es/biografia/publicaciones/articulos/101-educacion-emocional-competencias-basicas-para-vida/208-concepto-emocion.html

Cualquier evento externo o interno en el caso de un pensamiento, activa el cerebro. Éste hace una valoración, en microsegundos, poniéndose en contacto con todas sus experiencias y memorias y automáticamente damos tres respuestas:

La primera, inconsciente y de corta duración, la respuesta neurofisiológica que tiene que ver con las emociones. Las emociones son la respuesta de todo mi organismo a ese evento. No las elijo, no las controlo, las siento y punto.

Uno de los problemas importantes que tenemos es la falta de vocabulario emocional. No nos han educado para ello. Hay más de 500 palabras para designar emociones y estados emocionales. Debemos conocerlas para poder definir cómo nos sentimos.

Podemos ampliar nuestro vocabulario emocional con la ayuda de la página www.universodeemociones.com.

Suscríbete a Interconexiona para ver todos los vídeos aquí

Paralela a la respuesta neurofisiológica está la respuesta comportamental y es que las emociones las expresamos de forma también inconsciente. Sólo hay que entrenarse un poco para saber cómo están los demás simplemente con observarlos. ¡Os animo a hacerlo! Dedicad algún día a observar como se sienten los demás fijándoos en como colocan el cuerpo, en la expresión de sus caras, en el tono de su voz…

Y por último la respuesta cognitiva. Ahí interviene nuestra razón y es cuando empezamos a crear los sentimientos. Estos difieren de las emociones en que son de larga duración y elaborados por nuestra consciencia.

Por tanto: emociones inconscientes y de corta duración, sentimientos conscientes y de larga duración.

Parece fácil entenderlo, ¿verdad?

Pues el verdadero entrenamiento sería ir a buscar las emociones primarias, las inconscientes, las que mueven mis actitudes…

Emociones y sentimientos. ¿Son lo mismo?

Pongamos un ejemplo:

Mi jefe siempre actúa como un déspota. Nos chilla, nos humilla algunas veces, pero, sobre todo, crea un clima emocional en la empresa que nos tiene a todo el mundo en vilo todo el día. Es difícil trabajar de forma relajada. Estamos todos y todas en tensión la jornada completa e incluso con un punto de ansiedad por el miedo a que llegue en cualquier momento y nos pegue la bronca. Es habitual que algunas personas lloren a escondidas, tengan depresión y cojan la baja o hasta lleguen a dejar el trabajo.

¿Qué emoción primaria hay detrás de la actitud de este jefe? ¿Rabia? ¿Miedo? ¿Rencor? ¿Tristeza?

¿Tiene tanto poder como para hacer que nos sintamos emocionalmente alteradas y alterados?

¿Qué emociones primarias despierta en ti?

Habrá cosas que no las podremos cambiar. Su manera de actuar será siempre así y posiblemente siempre afectará a mis emociones y me hará sentir miedo, inseguridad, odio, rabia… pero lo que no podrá hacer nunca es tener control sobre mis sentimientos. Estos los elaboro yo y soy responsable de ellos y son estos sentimientos los que podrán darme herramientas personales para poder sobrellevar un trabajo como ese.

Revisa la manera que tienes de crear sentimientos. Intenta detectar la emoción primaria que los alimenta y si no es buena, cambia el pensamiento, cambiarás el sentimiento y eso influirá de forma positiva en la próxima ver que sientas emociones.

¡¡¡¡Todo se puede entrenar!!!!

María Navarrete

És llicenciada en Belles Arts per la Universitat de Barcelona, Educadora Social, Màster en Educació Emocional i Benestar i Màster en Neuroeducació. Treballa d’animadora per a persones de 0 a 100 anys www.aicarai.com, com educadora social amb l’Associació de Recerca Cultural i Socioeducativa (ARCS) amb joves extutelats de 18 a 21 anys i com a formadora d’educació emocional, des de la mirada neuroeducativa i sempre des de la vessant més pràctica (gimnàs emocional) www.kolamemocional.com Es defineix com a “educadora-animadora sòcio-emocional” ja que tant com a formadora, educadora social o animadora, acompanya les persones ajudant-les a ser conscients del que senten i entrenant-les a regular les seves emocions per aconseguir, mica a mica, tenir millor percepció del seu propi benestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*