El permiso para vivir la pregunta5 minutos de lectura

El permiso para vivir la pregunta, de Jordi Muñoz, para Interconexiona. Conectar con la pasión es un paso fundamental. MoMo nos habla de que está enamorado de los idiomas. Yo quiero invitarle a preguntarse y a disfrutar del preguntarnos: de disfrutar de las posibilidades que le puede brindar este amor.

Conectar con la pasión es un paso fundamental. MoMo nos habla de que está enamorado de los idiomas. Yo quiero invitarle a preguntarse y a disfrutar del preguntarnos: de disfrutar de las posibilidades que le puede brindar este amor.

El 19 de febrero, MoMo nos envió el siguiente mensaje:

Buenos dìas! me parece que vuestro servicio es super tope, y personalmente creo que necesito a alguien que me dijera quàl es mi trabajo ideal. Yo, estoy muy enamorado de los idiomas extranjeros, de hecho hablo cinco idiomas. actualmente estoy aprendiendo por mi cuenta el Portugués. Ademàs de esto, hablo: ingles, àrabe, espanol e italiano. me gustarìa mucho que me ayudaras a encontrar el trabajo màs adecuado para mi o por lo menos aconsejarmelo. A mì me gusta trabajar en estrecho contacto con la gente, utilizando los idiomas que me sé por supuesto. Por eso una idea que me hice, fue la de trabajar en albergues o como azafato, pero aun no me he aclarado. perdona si hay errores en la escritura pero la verdad es que no tengo el teclado espanol. me gustarìa que me constestaras a mì mensaje, si no es molestia gracias

De preguntarse, ¿en cuántas posibles ocupaciones se podría transformar esta pasión que tiene?  O: ¿de qué más estoy enamorado? Le propongo encender el radar y ver cuántas posibles ocupaciones podrían encajar con los idiomas pero también con otras de sus pasiones, al mismo tiempo. ¿Cuando sumo pasiones se generan nuevas ocupaciones? Vayamos anotándolo, día a día mientras recorremos la pregunta, y vayámonos postulándonos.

El permiso para vivir la pregunta, de Jordi Muñoz, para Interconexiona. Conectar con la pasión es un paso fundamental. MoMo nos habla de que está enamorado de los idiomas. Yo quiero invitarle a preguntarse y a disfrutar del preguntarnos: de disfrutar de las posibilidades que le puede brindar este amor.

Me explico… Propongo que, en momentos como éste de duda, aparente desorientación o de querer avanzar sobre nuestro futuro, nos atrevamos a dar varias respuestas, nos atrevamos a hablar sin miedo de quiénes somos y de lo que nos gusta, sin ninguna obligación de que sea una sentencia, con el permiso para explorar y seguirnos explorando cada día. Con el permiso de viajar por la pregunta y no tener que encontrar la respuesta correcta. Porque no existe e incluso porque todavía no la conocemos. Las respuestas correctas no se dicen, se viven y se tejen en función de cuánto resuenan en nosotros, de cuánto las queremos y estemos dispuestos a lo que sea necesario para que ese sueño sea una realidad. Y esto no lo puede hacer nadie por nosotr@s.

Sin ir más lejos, yo mismo me dedico a algo que no sabía ni que existía cuando estaba terminando los estudios. Pero, en cambio, sí sabía que me gustaba conversar, conocer a las personas, ayudar a los demás, reflexionar, la música, escribir, que nadie me dijera cómo debía vivir, sentir la sensación de libertad, no limitarme a hacer sólo una cosa…

Ahora soy coach, musicoterapeuta, recreador personal (nombre de profesión que me he inventado) y lidero una iniciativa (El despertador), cuando nunca me había propuesto, ni siquiera pensado, montar ninguna empresa ni liderarla. Y antes he hecho un montón de cosas relacionadas con lo que me apasiona que me han ido llevando hasta aquí.

Por lo tanto el problema no está en la pregunta, sino en cómo nos preguntamos. Es importante que nos demos el permiso para recorrerla sin la exigencia, la presión o la necesidad imperiosa de resolver la vida. Vivimos en un mundo veloz y exigente que nos interpela constantemente, con la necesidad de tener que dar respuestas satisfactorias para nuestro entorno, por las expectativas que tienen de nosotros (familia, pareja, sociedad, etc). ¿Qué es lo que hace que gente aparentemente con mucho éxito viva en la insatisfacción permanente?

Stephen Covey (en su libro ‘Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva’) dice que muchas veces caminamos cada escalón de la escalera del éxito sin preguntarnos en qué pared está apoyada esta escalera. ¿Estamos escalando nuestros objetivos o los de los demás? ¿Qué significa el éxito para cada uno/a de nosotros/as? Seguro que encontramos una respuesta diferente para cada uno/a. La escalera del éxito es personal e intransferible. Quien define los objetivos y los pasos para caminar sólo nos pertenece a nosotros decidirlo. Cada uno vive su vida porque sólo depende de uno/a levantarse o no por la mañana (los que nos rodean y aconsejan no lo pueden hacer por nosotros).

Por lo tanto, cada persona tenemos nuestra propia fórmula mágica, que sólo podemos descubrir con el permiso para preguntarnos. Te propongo que ahora y aquí te permitas poner en ‘ON’ el radar y empezar a anotar en una lista todas las posibles respuestas. Que disfrutes de preguntarte y de escribir sin analizar, sólo dejándote ir.

Y si uno de los obstáculos es la sensación de tener un problema porque te gustan demasiadas cosas, te preguntaría: ¿de verdad es un problema? No sería realmente un problema que sólo te gustara una única cosa? Y si ésta una no la consigues? Serás feliz? Cuando te gustan muchas cosas tienes muchas más posibilidades para poder ser feliz. Sólo te propongo que hagas un ranking, lo que harías hoy a esta hora, mañana puede cambiar… Como verás todas las cosas que te gustan (vocaciones, cosas que amas) pueden transformarse en ocupaciones (profesionales y personales) que, al contrario de las pre-ocupaciones, te realizan cuando ocupas tiempo y energía en ellas.

Así que a seguir disfrutando de ésta y de las demás preguntas que están por llegar.

Jordi Muñoz (El Despertador)

Coach transformacional y recreador personal. Formador de formadores y Musicoterapeuta. Director y fundador de El despertador. Vivo con la convicción de que cada uno de nosotros podemos transformarnos en lo que queramos e inspirar nuestro entorno a vivir mejor. Me interesa la calidad de vida de las personas, potenciar y despertar la creatividad y la capacidad artística, aprender, compartir y conversar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*