Liderazgo para el alto desempeño3 minutos de lectura

Liderazgo para el alto desempeño

El liderazgo en la actualidad aplica como competencia personal y profesional.

Si busco empleo, si tengo uno y quiero ir más allá o si soy jefe y deseo que mi equipo dé un paso adelante y desarrolle un alto desempeño, un buen liderazgo se antoja fundamental para lograrlo.

Hay muchas formas de definir al liderazgo.

Liderazgo para el alto desempeño

Comparto tres definiciones que me parecen interesantes para analizar:

  • “Conseguir que los grupos que se dirigen desarrollen un rendimiento superior.” (John C. Maxwell)
  • “La influencia interpersonal ejercida en una situación, dirigida a través del proceso de comunicación humana, a la consecución de uno o diversos objetivos específicos.” (Idalberto Chiavenato)
  • “La habilidad de convencer a otros para que busquen con entusiasmo el logro de objetivos definidos.” (Keith Davis)

En el momento en que estamos sirviendo a los demás y ejerciendo influencia, estamos siendo líderes. Eso es importante tenerlo presente porque implica que el liderazgo lo puede ejercer cualquier persona.

Se ha comparado al líder con los modernos “influencers” o influenciadores, esto con el fin de mostrar el alcance que debe tener un buen liderazgo. Los líderes que generan valor son reconocidos por virtudes como la generosidad, la amabilidad o el buen hacer en beneficio de todos.

Liderazgo para el alto desempeño

¿Cómo se desarrolla y trabaja el liderazgo?

La respuesta, a mí entender, es facilísima: exponiéndose. Involucrándose, aprendiendo a gestionar mis emociones, siendo humilde al saber que no lo sé todo y rodeándome de gente que me ayude a crecer. Eso no es muy popular hoy en día, ya que buscamos dar una imagen de perfección a la vez que huimos del contacto y la interacción social. Sin embargo, parece ser la única forma de lograrlo.

Suscríbete a Interconexiona para ver todos los vídeos aquí

¿Cómo se mide el desempeño producto de un buen liderazgo?

Con resultados, los más altos que se pueden conseguir. Y para ir más allá, se puede influir en el equipo a que sigan aspirando a más y desarrollando cinco aspectos que me parecen fundamentales:

  1. Compromiso y dedicación constante
  2. Asumir responsabilidades
  3. Ser apasionados
  4. Mantener lo positivo a la vista
  5. Motivarse y accionar con los logros
Liderazgo para el alto desempeño

Por último, debemos recordar ser perseverantes.

El alto desempeño no es una carrera de velocidad, sino un maratón, por lo que ante todo es vital mantener e incrementar

Fabrizzio Ponce

Facilitador de equipos de alto rendimiento, formado profesionalmente como Administrador de Negocios, RRHH, Coaching, Liderazgo y Motivación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*