Cómo superar con éxito tu búsqueda de empleo5 minutos de lectura

Si has enviado decenas de currículums y no has recibido ninguna respuesta es posible que el error sea la manera como lo has elaborado.

¿Llevas tiempo buscando trabajo y no obtienes resultados? ¿Estás cansado de enviar tu currículum a todas las empresas que conoces pero no llegas a recibir esa llamada tan esperada?

¿Has asistido a varias entrevistas pero siempre te quedas a las puertas de ser la persona seleccionada? Estas y otras situaciones similares son las dificultades frecuentes que un individuo en búsqueda de empleo experimenta. Por ello en este artículo te voy a proporcionar pequeñas claves para que mejores tu forma de buscar trabajo.

 

El punto de partida: tu currículum

Si has enviado decenas de currículums y no has recibido ninguna respuesta es posible que el error que hay detrás es la manera como lo has elaborado.

La primera pregunta que debes hacerte antes de lanzarte a hacer tu currículum es “¿cuál es mi objetivo profesional?”. No sirve tener un único currículum y utilizarlo para todas las empresas, puesto que cada compañía y/o puesto de trabajo tiene sus particularidades. Así pues, tu primer paso es elaborar tantos currículums como diferentes objetivos profesionales tengas.

Además, dependiendo de cuál haya sido tu trayectoria es posible que el tipo de currículum que utilices sea diferente. Por ejemplo, imaginemos una persona que busca trabajo de comercial, toda su experiencia laboral ha sido en este ámbito y en las diferentes compañías en las que ha trabajado ha estado un buen tiempo. En este caso sería ideal que hiciera un currículum cronológico. En cambio, otro sujeto que busca trabajo de administrativo y ha desempeñado este cargo en diferentes áreas (recursos humanos, ventas, compras, etc.) quizás sería indicado que hiciera un currículum funcional.

Por último, acuérdate de destacar tus competencias y logros profesionales. Tus habilidades y lo que has conseguido en tu experiencia laboral te hace único.


Tu currículum es imprescindible que lo tengas, pero… ¡no te olvides de tu carta de presentación!

Además del currículum deberás de tener tantas cartas de presentación como objetivos laborales dispongas. Es más, no vale con tener un modelo de carta e ir enviándola indiscriminadamente a todas las empresas; es necesario que teniendo como base un modelo luego la personalices para cada compañía. ¿Te presentarías de igual manera para trabajar en una start-up que a una entidad bancaria? Evidentemente no. La cultura empresarial, lo que valoran en un candidato e incluso el grado de formalidad es diferente.

La carta de presentación es esa herramienta que muchas personas no llegan a utilizar pero que realmente, bajo mi punto de vista, es muy potente. Es tu primer contacto, permite expresar por qué te interesa la empresa, las razones por las que encajas en la vacante, cuáles son tus inquietudes y tus motivaciones.

 

Envío mi carta de presentación y mi currículum pero no me llegan a contactar, ¿qué ocurre?

Valora si encajas realmente en las ofertas a las que te apuntas. Empieza a hacer acciones como apuntarte a través de un portal de empleo y paralelamente buscar la oferta en la web de la empresa para enviar tu candidatura por esta vía también, contactar por LinkedIn con un profesional de recursos humanos de la entidad y/o llamara la empresa.

No basta con hacer llegar tu carta y tu currículum, ¡tienes que buscar la manera de destacar y de que el entrevistador llegue a conocer tu candidatura!

 

Una empresa me ha llamado… ¿y ahora qué?

¡Excelente! ¡Has conseguido llamar la atención del reclutador! En esa llamada procura estar en un sitio relajado, toma nota del nombre de la empresa y de la persona que te entrevistará. Si no puedes atender a la otra persona porque estás en el metro o en el médico apúntate el número de teléfono, su nombre y el de la compañía para devolver la llamada cuanto antes. Y muy importante, en el momento que envías un currículum estate preparado para realizar una entrevista telefónicamente. Muchas compañías antes de citarte presencialmente cotejan por teléfono si tu perfil se acaba de ajustar o no a la posición y en función de ello deciden si te quieren conocer personalmente.

Si finalmente te han citado, prepárate la entrevista previamente. La improvisación está prohibida en un proceso de selección por muchas entrevistas que hayas hecho. Piensa y escribe qué responderás cuando te pregunten qué hacías en tu último trabajo, por qué lo dejaste, qué puedes aportar a la empresa, por qué te interesa trabajar con ellos, cuáles son tus puntos a mejorar, tus logros profesionales o cuál es tu expectativa salarial, entre otros aspectos.

Cuando llegues a casa estaría bien que enviaras un correo electrónico al entrevistador de agradecimiento por el tiempo que ha invertido contigo y sobre todo haciendo énfasis en tu interés en la posición.

 

¿Y si no me han seleccionado?, ¿qué hago?

Es normal que nos desanimemos. Pero esto no nos tiene que frenar. Valora todo lo que te has llevado a tu mochila por haber participado en el proceso de selección: te han conocido, has practicado la entrevista, te has puesto a prueba… Si tienes dudas, pregunta a la empresa por qué desestimaron tu candidatura con el objetivo de conocer las razones y así para la siguiente ocasión mejorar. Verás que algunas veces son motivos ajenos a cómo afrontaste el proceso (la empresa decidió promocionar a alguien, anularon el proceso, etc.).

Ahora que ya lo sabes todo, ¡a por ello! La búsqueda de empleo es un proceso en ocasiones pesado pero nunca pierdas la perspectiva de que lo lograrás, que tarde o temprano encontrarás trabajo y que para ello es importante que utilices todos los recursos que tienes a tu alcance.

The following two tabs change content below.

Laura Martín Sampayo

Consultora de Recursos Humanos at Somos más que RRHH
Consultora de recursos humanos. Mi experiencia laboral es en el ámbito de la consultoría, empresa privada y pública como técnica de recursos humanos responsabilizándome principalmente del área de selección. Adicionalmente dispongo de dilatada experiencia como orientadora laboral adquirida en el sector del outplacement y público. Me encanta escribir y combino esta afición con mi trabajo a través de mi propio blog "¡Somos más que recursos humanos!" en el que comparto mis conocimientos sobre orientación laboral, crecimiento personal y prácticas de recursos humanos. Me apasiona trabajar con personas y contribuir en su crecimiento personal y profesional.

Latest posts by Laura Martín Sampayo (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*