Respira, de Jordi Muñoz

Te invito a pasear un rato por la competencia más importante de todas, la más necesaria para desarrollar todas las demás. Aprender a aprender.

Te invito a pasear un rato por la competencia más importante de todas, quizás la menos mediática, pero la más necesaria para desarrollar todas las demás.

La que te permite ser, equivocarte, cultivarte, preguntarte, atreverte, entusiasmarte… Te invito a ser perfectamente imperfecto por un rato. Te invito a Aprender a aprender.

¿Y cómo se hace esto? De entrada seguramente poniendo en pausa el sistema operativo de serie con el que venimos procesando. El archiconocido “tengo que ser” que tanto está de moda, tantas ventas y acciones, y tan poco valores y rendimiento, en clave de realización personal, regala.

Te invito a pasear un rato por la competencia más importante de todas, la más necesaria para desarrollar todas las demás. Aprender a aprender.

 

Sin esta actualización, sin darte este permiso, de este procesador implacable es casi imposible que consigas disfrutar del camino, disfrutar aprendiendo. Que ¿por qué? Casi te preguntaría yo al revés: ¿cómo consigues aprender teniendo que ser, que hacer, que tener?, ¿cómo consigues avanzar, levantarte de la cama, tener ganas de hacer cosas,?

¿Es posible tener ganas de aprender con una voz que continuamente te va juzgando, exigiendo y dirigiendo? ¿Es posible vivir con tanto ruido? ¿Cómo vives con una voz constante que te dice lo que tienes y no tienes que hacer? Una voz que te exige hacerlo todo bien a la primera y si no te trata de inútil. Una voz que no te permite sentir por miedo a mostrarte y no encajar con lo que se espera que seas. Que te castra la mayoría de tus sueños e inhibe  en muchos casos hasta la posibilidad de soñar.

¿Cómo no estar acomplejad@ si hay alguien que continuamente te trata con desprecio, te invita a fustigarte y no reconoce la mayoría de tus esfuerzos? ¿Cómo no depender de tu entorno si las únicas fuentes de reconocimiento y celebración pueden venir de fuera?

Te invito a pasear un rato por la competencia más importante de todas, la más necesaria para desarrollar todas las demás. Aprender a aprender.

 

¿Reconoces algo de todo esto? ¿Te suena no? Sí, efectivamente, convivimos con esto tan conocido. Nuestro sistema operativo aparentemente de serie, todos los días… Pero nada más es esto, un sistema operativo. Sí, tienes razón, es el que tienes ya automatizado, el que la mayoría practica, el más económico y resultón…  Pero tú eres más que el sistema operativo. ¿Sabes que puedes cambiarlo si quieres?

¿No te parece un milagro que sigas aquí y hayas conseguido y cosechado tantas cosas con esta música de fondo tan poco alentadora? Desde hoy quiero invitarte, como te decía antes, a procesar y caminar por otro espacio (sí sí, espacio, ¿reconoces esta palabra?… ¿respiras verdad cuando la escuchas y la sientes?).

Este espacio, el del aprendizaje, trae todas estas ventajas respecto al otro procesador:

  • *  Es una versión de procesador real, quiere decir que te permite procesar. Te da todo el tiempo para vivir, explorar, descubrir el proceso de las cosas que vives, sientes y aprendes
  • * Esto conlleva, que tienes la gran ventaja de poder vivir en la pregunta. Esto quiere decir, que no tienes que tener respuestas y resolver todo inmediatamente. Se acabó el estrés
  • * Son bienvenidas todas tus emociones, sentires y sueños. No hay límites.
  • * Trabaja con tu versión, la original, y no otra. No tienes que esforzarte en parecer ni esconder nada. Simplemente siendo, sintiendo, haciendo, viviendo.
  • * Puedes equivocarte tantas veces como quieras. Tus errores son abrazados y celebrados para nutrir la base de datos que te permitirá llegar más lejos.
  • * Puedes actualizar(te) tus apuestas, versiones y relaciones tantas veces como quieras.
  • * Trabaja con un sistema operativo libre y respetuoso que valora tus esfuerzos, celebra tus pasos y te permite ser más independiente, atrevid@ y creativ@ sin estar tan pendiente de tu entorno.
  • * No caduca nunca y funcional en cualquier circunstancia. Puedes recuperarlo siempre. No pasa nada si en algún momento vuelves al otro sistema operativo, puedes regresar gratuitamente en cualquier momento.
  • * Este sistema operativo se llama RESPIRA, no eres perfect@ y nadie estera que lo seas.

Bienvenido al mundo de la perfecta imperfección. ¡Tu mundo!

 

Información detallada en este enlace.

The following two tabs change content below.
El despertador, coaching y recreación personal.

Latest posts by El Despertador (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*