4 claves para ganarte al entrevistador4 minutos de lectura

La entrevista es el momento más crucial en nuestra búsqueda de trabajo. La oportunidad de demostrar a la empresa nuestra valía y potencial.
La entrevista es el momento más crucial en nuestra búsqueda de trabajo; pues es cuando tenemos la gran oportunidad de demostrar a la empresa nuestra valía y potencial para desarrollar con éxito la posición a la que optamos.

No obstante, algunas personas presentan inseguridades o no le acaban de sacar el máximo partido.

 

La entrevista es el momento más crucial en nuestra búsqueda de trabajo. La oportunidad de demostrar a la empresa nuestra valía y potencial.

 

4 claves para ganarte al entrevistador

Lo primero de todo que tienes que tener presente es que si te han citado es porque la empresa considera que podrías encajar. En mi experiencia me he encontrado a profesionales que cuando les han citado a una entrevista dudan sobre si realmente se adecuan al puesto por su trayectoria profesional o porque creen que quizás les viene un poco grande. Cuando una empresa lleva a cabo un proceso de selección, previamente ha realizado una preselección de las candidaturas que ha recibido. Si la organización en esa fase consideró que podrías ser una de las personas seleccionadas, ¡quítate las inseguridades y ves a la entrevista a por todas!

 

1. Acuérdate que la preparación es la gran clave para hacer una buena entrevista.

 Es imprescindible que antes de la cita te plantees y escribas qué vas a contestar ante determinadas preguntas. No podemos anticipar todo lo que nos preguntarán, pero sí sabemos que hay algunos temas que inevitablemente se repiten en todas las entrevistas: experiencia laboral y formación relacionada con la vacante, fortalezas/áreas de mejora o de qué buscas trabajo, por ejemplo.

 

2. Sé puntual y haz una entrada triunfal.

La puntualidad es primordial cuando asistimos a una entrevista. Si prevés que vas a llegar tarde, aunque sean 10 minutos porque había un accidente en la carretera o no encuentras el sitio, avisa.

Si tienes los nervios a flor de piel, haz varias respiraciones profundas antes de entrar o tómate una infusión que te relaje.

Cuida tu vestuario, lleva tu currículum imprimido y el portfolio en caso de que sea necesario por tu tipo de sector (diseño gráfico, arquitectura, etc.).

Cuando entres a la empresa indica tu nombre, el motivo de tu visita, el nombre de la persona con la que habías quedado y la hora que tenías la cita.

Controla tu comunicación no verbal mientras estés esperando, aprovecha ese momento para leer revistas que tenga la empresa sobre ellos y así entrarás a la entrevista con más información.

Cuando venga el entrevistador a buscarte estréchale la mano con firmeza, sonríe y ves a la sala detrás de él o ella, no camines por delante pues no conoces las instalaciones y puede indicar autoritarismo.

 

3. Da lo máximo de ti en la entrevista.

Esmérate en dar la mejor versión de ti mismo. Contesta las preguntas evitando monosílabos, argumenta tus respuestas y pon ejemplos que hayas vivido. Habla con sinceridad;la mentira tiene las patas muy cortas. Procura permanecer en una buena posición y estar más bien inclinado hacia adelante ya que indica interés.

Explica por qué te interesa el puesto y la empresa; ofrece información detallada para que vean que realmente sabes dónde estás y que tu interés está fundamentado.

Si sientes tensión en tu cuerpo, no te preocupes, ¡es lo más normal del mundo! Puedes decir algo así como “disculpa, estoy un poco nervioso porque esta entrevista es importante para mí, estoy muy interesado en la empresa y lo quiero hacer bien”. Seguramente al sincerarte te relajarás más.

Cuando te pregunten al final “¿te gustaría añadir algo más o tienes alguna pregunta?”, aprovecha para reiterar tu interés, resolver las dudas que tengas acerca del puesto y conocer cómo seguirá el proceso de selección.

 

La entrevista es el momento más crucial en nuestra búsqueda de trabajo. La oportunidad de demostrar a la empresa nuestra valía y potencial.

 

4. Una vez terminada la entrevista, haz seguimiento durante los siguientes días.

Si pasan los días y no tienes noticias, no tengas pudor en llamar para preguntar el estado de tu candidatura. Esto demostrará que te interesa la posición.

Si por lo que sea han desestimado tu perfil nunca de forma impulsiva utilices las redes sociales para hablar mal de la empresa o de quién te entrevistó.

Guárdate el contacto que has hecho y en un tiempo si tu situación sigue siendo la misma, siempre les puedes volver a contactar.

The following two tabs change content below.

Laura Martín Sampayo

Consultora de Recursos Humanos at Somos más que RRHH
Consultora de recursos humanos. Mi experiencia laboral es en el ámbito de la consultoría, empresa privada y pública como técnica de recursos humanos responsabilizándome principalmente del área de selección. Adicionalmente dispongo de dilatada experiencia como orientadora laboral adquirida en el sector del outplacement y público. Me encanta escribir y combino esta afición con mi trabajo a través de mi propio blog "¡Somos más que recursos humanos!" en el que comparto mis conocimientos sobre orientación laboral, crecimiento personal y prácticas de recursos humanos. Me apasiona trabajar con personas y contribuir en su crecimiento personal y profesional.

Latest posts by Laura Martín Sampayo (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*